TODO Should be editable

Construimos Comunidad, Encendemos el Cambio

Construimos Comunidad, Encendemos el Cambio

"Trabajamos en un ambiente cada vez más impredecible, y a veces se siente como estar peleando contra el viento. Pero continuamos catalizando un respaldo proactivo y de base amplia para asegurar los derechos humanos de las personas LGBTQ en África Oeste." – Mariam Armisen, fundadora de Queer African Youth Network

Entre las personas que puedes llegar a encontrar en la sede de la Queer African Youth Network (QAYN) hay una mecánica de motocicletas. Su camino a este espacio seguro LGBTQ fue muy duro. Luego de negarse a casarse joven, escapó a Ouagadougou, la capital de Burkina Faso. Allí, sin familia o apoyo de su comunidad, tuvo que construir una nueva vida. Comenzó a arreglar motocicletas — un modo de transporte muy común en la ciudad — y eventualmente estableció su carrera como mecánica. Pero no fue hasta que QAYN abrió su sede central, una combinación de centro comunitario y oficinas, que ella pudo encontrar un lugar donde podía ser ella misma como lesbiana.

Las personas LGBTQ experimentan un aislamiento extremo dado el contexto donde la familia es central para la construcción de la identidad y donde los prejuicios anti-homosexuales están a la orden del día. La sede central de QAYN fue el primer espacio seguro en Burkina Faso — y uno de los pocos espacios existentes en toda región — donde las personas LGBTQ tienen la seguridad de poder expresar su yo auténtico, crear sus familias elegidas, y discutir temas relacionados con el género y la sexualidad. Poder congregarse de esta manera es el primer paso crucial para la defensa de los derechos humanos de las personas queer y trans de toda la región.

Mariam Armisen fundó QAYN en el 2010 para construir una solidaridad regional en África del Oeste Francófona y darle impulso al movimiento de derechos LGBTQ. QAYN construye conexiones entre activistas queer y transgénero a nivel nacional y local, aunque enfrentan muchas dificultades para llegar a personas residentes en áreas rurales. “Los pueblos son pequeños, y nuestras identidades de género y sus expresiones pueden ser bastante visibles,” dice Mariam. “Es difícil llegar a esas áreas sin exponer a los miembros de la comunidad LGBTQ o ponernos en riesgo nosotros mismos.”

A pesar de los desafíos, QAYN ya se ha convertido en un catalizador de cambio en África del Oeste Francófona. El grupo liderado por mujeres, feminista y queer es revolucionario en una región donde los movimientos de derechos de la mujer y LGBTQ están frecuentemente desconectados unos de los otros, sumado a la preocupación que las mujeres queer son silenciadas o dejadas de lado en ambos movimientos. QAYN es también bilingüe (inglés y francés), y este simple hecho de ejercer un liderazgo en la lengua francesa tiene el potencial de transformar el terreno donde la infraestructura de la organización LGBTQ francófona es casi inexistente.

QAYN produjo cinco reportes en 2014 y 2015 sobre las experiencias de las personas LGBTQ en África del Oeste Francófona, incluyendo un mapeo de los movimientos de justicia social y sus percepciones sobre los derechos LGBTQ. También se incluye un proyecto sin precedentes documentando la complejidad de las prácticas sexuales y orientación sexual de las mujeres en cuatro países de África del Oeste. Mientras el mundo trata de interpretar y responder a los sentimientos antihomosexuales en África, QAYN es una de las pocas organizaciones LGBTQ, basadas en África documentando y compartiendo con el resto del mundo sus realidades y vivencias.

En los últimos dos años, QAYN ha trabajado con aliados para detener el pasaje de una ley anti-homosexualidad en Burkina Faso, movilizar recursos en defensa LGBTQ en África del Oeste, y guiar el proceso para el establecimiento de un fondo liderado por activistas LGBTQ en la región. Así es como se construyen movimientos: acción por acción, conexión por conexión. Las mujeres queer y sus aliados están construyendo una África del Oeste Francófona donde todos puedan vivir libres de violencia, libres de criminalización y libres para llevar vidas con autodeterminación.

AVANZANDO NUESTRA MISIÓN

Nuevos grupos emergentes en África del Oeste Francófona liderados por mujeres queer activistas se vuelcan a QAYN por apoyo, dirección y conexiones con redes locales y regionales. Desde el 2012, hemos otorgado respaldo a sus operaciones generales y viajes lo cual ha contribuido a aumentar la capacidad de la organización y a sostenido un trabajo de base comunitaria multifacética. La escasa financiación va directamente a las organizaciones LGBTQ y activistas en África del Oeste Francófona. Los canales de financiación existentes históricamente se han dirigido hacia organizaciones de respuesta al VIH/SIDA y que todavía priorizan a los hombres homosexuales sobre las mujeres queer o personas transgénero.

Sumado a esto último, los intentos de QAYN de registrarse con el gobierno como organización LGBTQ en 2011 no ha recibido una respuesta oficial de las autoridades. Esto limita el acceso a financiación convencional donde el criterio para otorgar fondos generalmente requiere un registro legal.

Aun así, QAYN sigue adelante con la convicción que una organización desde las bases puede y debe suceder; y conectar con financistas con apertura a modelos experimentales y alternativos. QAYN está construyendo un movimiento liderado por mujeres queer para avanzar los derechos humanos de las mujeres, niñas y personas LGBTQ en la región alineado con nuestra estrategia para África del Oeste Francófona. Creemos que su trabajo audaz y valiente merece una financiación audaz y valiente.

Descargar Estudio de Caso